3 cosas que te enseñarán los videojuegos de deportes

Desde siempre, mis dos videojuegos favoritos fueron Age Of Empires y la saga de EA Sports de FIFA. En ambos me sentía a gusto, pero logré darme cuenta que en la saga de fútbol más importante de los videojuegos era donde me sentía a plenitud, donde desarrollaba todo mi potencial.

Hoy quiero mostrarte algunas cosas que aprendí gracias a los videojuegos de fútbol. Mejor dicho, 3 cosas que mejoré o desarrollé mejor después de jugar, por mucho tiempo y hasta ahora, en la saga mencionada.

Estrategia

Estrategia, pero no sólo a nivel de videojuego. Si quieres ganar un partido de fútbol, o si quieres remontar un resultado adverso, es fundamental la planificación. A veces, en mitad de un partido y mientras intentas arrebatar el balón al rival.

Por eso, la planificación de estrategias y la ejecución de las mismas es algo que se ha trasladado a más allá de la pantalla de mi ordenador. Es algo que hago más allá de los videojuegos, y que bastante ha mejorado desde aquellos días en que por primera vez me logueaba y competía contra otros equipos importantes de fútbol.

La toma de decisiones

Pero a veces, el tiempo apremia y muchas cosas suceden a la vez, por lo que es casi imposible pensar en una estrategia correcta, y ejecutarla. Por tanto, debes tomar decisiones rápidas, basadas en tu agilidad, en tu comprensión de la situación y, potencialmente, en tu intuición.

Está demostrado científicamente que las personas que juegan estos videojuegos logran tomar decisiones ágiles, basadas sencillamente en su intuición, y tener un porcentaje de éxito más alto que las personas que hacen lo mismo (intuir y tomar decisiones) pero que no comparten la misma afición por los videojuegos.

No es que siempre hagamos lo mismo de andar por la vida actuando sin pensar. Pero a veces resuelve.

Visión espacial

Muchas personas tienen problemas para enfocar la mirada. Para ver y concentrarse. Otros, sin embargo, tienen un problema peor: dificultad o imposibilidad para tener una visión espacial. Es decir, mirar en perspectiva y lograr “mantener en control” todo lo que sucede a su alrededor.

En estos videojuegos, es vital ver hacia todos los costados de la pantalla en busca de un jugador sin marcación personal, con posibilidades de anotar, o hasta para recuperar la pelota. La visión espacial mejora y mucho, al igual que con los juegos de baloncesto o de fútbol americano.